Gilberto Ponce, observador de la naturaleza

Por Pablo Miranda, Tepatitlán de Morelos, Jalisco.

0
136

Con una pequeña cámara fotográfica bajo el brazo, Gilberto Ponce Tejeda se prepara para salir a ver la naturaleza. Armado con su curiosidad, este ingeniero agroindustrial, originario de Los Altos de Jalisco, aún muestra fascinación y sorpresa cuando observa seres vivos, y busca compartir esa pasión con otros amantes de la biodiversidad.

Nacido en la región en la delegación Huisquilco, en el municipio de Yahualica de González Gallo, Gilberto Ponce relata que siempre sintió admiración por los seres vivos que habitaban en los alrededores del lugar donde creció. En su infancia, asegura, siempre estuvo en contacto con la naturaleza y desde casa se le inculcó el respeto por los seres vivos.

“Desde niño crecí en la sierra cuidando animales de granja y viviendo entre pájaros o plantas; en la escuela siempre me gustaron las clases de ciencias naturales y me atraparon. En la prepa me compré una pequeña cámara y empecé a fotografiar paisajes, plantas y luego animales, después compré otra cámara que aún tengo”.

Esta pasión por la naturaleza ha llevado a Gilberto a buscar formas de involucrar a más personas en la observación de la biodiversidad. Su afición a fotografiar la naturaleza le abrió las puertas en Naturalista, una web colaborativa que recopila el trabajo de fotógrafos aficionados y profesionales al captar animales y plantas.

Gilbert Ponce recuerda que su afición por la fotografía encajó por la pasión por la naturaleza, por lo que en un inicio empezó identificando taxonómicamente las especies de flora y fauna que se encuentran en la región donde habita. Posteriormente buscó ayuda de expertos para clasificar de forma correcta a los animales y plantas que había retratado.

Acompañado de su cámara

Aunque Gilberto Ponce no cuenta con una cámara fotográfica profesional, con su dispositivo amateur, y en ocasiones apoyado en su celular, logra captar animales que se esconden en las sierras de Los Altos, y asegura que incluso su familia ya conoce su afición y siempre están al pendiente de presentarle alguna especie que encontraron para que los fotografíe.

“A veces mi familia me envía fotos de animales que se encontraron para que las identifique, o si vamos caminando y vemos aves volando, me piden que saque mi cámara para tomarles fotos, si ven algo vivo o que se mueve, es el pretexto ideal para tomarle fotos”.

Ese hábito de observar y documentar a los animales es un gusto que Gilberto Ponce traspasó a su familia, e incluso asegura que uno de sus hermanos, un aficionado a la cacería, decidió cambiar sus actividades para evitar seguir dañando la biodiversidad de la región.

Otro de los objetivos de este observador es formar un museo en su comunidad, por lo que trabaja en la recolección de cráneos o restos de animales que puedan servir para explicar la naturaleza y sus cuidados a los habitantes de esa población.

Pasión por la diversidad

Aunque no cuenta con estudios académicos en biología, Gilberto Ponce reconoce que siempre está investigando o asesorándose con especialistas para aprender más sobre la biodiversidad. Apoyado en la plataforma Naturalista, este jalisciense busca la opción para conocer la clasificación de las especies que se encuentra durante sus excursiones.

Debido a su participación en esa plataforma, Gilberto fue invitado a colaborar como tutor para capacitar sobre el uso de la colección de fotos de Naturalista; sin embargo, sus esfuerzos van más allá, por lo que también busca opciones para compartir conocimiento sobre naturaleza en instituciones como primarias o secundarias del municipio.

Hijo de un agricultor y un ama de casa con habilidad en la costura, Gilberto Ponce recuerda que siempre le inculcaron respeto por la naturaleza. Mientras su papá le enseñaba sobre la producción agrícola y pecuaria en el campo, su madre le compartía su amor por las flores, los jardines y las plantas en general.

“Mi mamá se sentaba a cantar debajo de los árboles y amaba regar sus plantas, les hablaba y cantaba. Desde ahí aprendí a querer la naturaleza”.

Exploradores en Los Altos

La pasión por la biodiversidad traspasó sus manos y ayudó a que conociera a otras personas de los municipios de la región Altos Sur de Jalisco, quienes compartían la afición por observar la naturaleza y fotografiar los especímenes que se encuentran durante sus excursiones.

Junto con otros aficionados, Gilberto Ponce creó un grupo de observadores, quienes ocasionalmente se reúnen para plantear excursiones a las sierras y cerros de los Altos de Jalisco. El alteño señala que han llegado a invertir más de ocho horas en sus caminatas con el objetivo de encontrar animales y conocer el entorno en el que se desarrollan.

Su grupo está conformado por personas que tienen profesiones ajenas a las ciencias vivas, como comerciantes, ingenieros, contadores e incluso estudiantes de preparatoria y secundaria. Por otra parte, Gilberto destaca que entre sus filas también hay profesionales en biología y veterinaria, quienes comparten sus conocimientos para la identificación de especies.

Además, por iniciativa propia, en su región, Gilberto Ponce ha organizado pláticas en escuelas primarias y secundarias, donde acude a compartir sus experiencias con la biodiversidad de la zona. Al mismo tiempo se apoya de compañeros de su grupo de observadores para que ellos también aporten temas sobre naturaleza que puedan ser útiles a los niños.

“Siempre hay mucha gente interesada en la naturaleza, muchos científicos sin título que les gusta explorar y observar, solo falta contactarlos y despertar su curiosidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here