Anajilda Mondaca, estudiosa de la narcocultura

La técnica que utiliza para el estudio es la de análisis de contenido.

0
160

Culiacán, Sinaloa | Janneth Aldecoa – Conacyt


La doctora Anajilda Mondaca Cota es profesora investigadora de tiempo completo en la Universidad Autónoma de Occidente (Uadeo), institución en la que emprendió sus estudios universitarios y en la que ahora lidera el cuerpo académico Sociedad y Cultura.

Originaria de Juan José Ríos, municipio de Guasave, Sinaloa, cursó la licenciatura en ciencias de la comunicación en Ahome, en la antes llamada Universidad de Occidente (Udeo). Posteriormente arribó a la unidad académica de Culiacán, donde llegó para quedarse a ejercer la docencia y la investigación en temas relacionados con la narcocultura y sociedad.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, expresó que su interés fue siempre el estudio del comportamiento y el impacto del narcotráfico en Sinaloa. Así comenzaría el estudio de temas espinosos como la evolución del discurso de los narcocorridos.

“Siempre he sido muy curiosa. De niña me gustaba explorar o investigar cosas. Me decían que era muy chismosa porque por todo preguntaba. Obviamente en mis tiempos de niñez aspiraba a muchas cosas, pero como toda infancia, al final no se concreta nada. La vida te va poniendo en los caminos a veces no tan afortunados, pero vas aprendiendo, y ese aprendizaje va abriendo más tus expectativas respecto a lo que quieres ser. Al inicio no pensaba siquiera en ser profesora”.

Al egresar de la carrera de ciencias de la comunicación en Ahome, decidió probar suerte en la capital del estado. Arribó a la unidad académica de la Udeo en Culiacán, donde encontraría puertas que a base de esfuerzo se abrieron para fortalecer su formación académica.

“Llegar a Culiacán cambió mi horizonte, incluso en cómo ver las cosas desde el punto de vista profesional y personal. Mi máximo desarrollo académico y de investigación fue estando aquí, en la Universidad de Occidente, en Culiacán”.

Ante su interés por el estudio de la narcocultura, señala que siempre ha atraído su atención el tema de los discursos, del habla y de las relaciones.

“En el doctorado, en el ITESO, tuve la fortuna de tener profesores muy reconocidos, y además es de las instituciones que tradicionalmente han producido mucho para el área de comunicación. En ese doctorado tienen la especialidad de sociedad, comunicación y cultura. Son ámbitos o disciplinas que me han atraído. Había la posibilidad de que con el proyecto de investigación que traía pudiera avanzar más”.

En 2004, con apoyo de la Udeo publicó el libro Las mujeres también pueden. Género y narcocorrido. En él aborda las perspectivas de género, cuerpo y poder. Analiza las diferentes maneras de narrar el cuerpo femenino vinculado a elementos de la narcocultura y del narcotráfico, violencia, consumo, narcocorridos, modas, marcas y vestimenta.

Señaló que, aunque el libro se publicó hace 14 años, la información continúa y es consultada con frecuencia, pues señala el papel de la mujer de manera simbólica en los narcocorridos.

“Abordo temas como el trato que recibe la mujer en los narcocorridos, las diferentes categorías en las que se les personifica o representa de manera simbólica”.

La técnica que utiliza para el estudio es la de análisis de contenido. Para ello analizó al menos 30 textos de la música de narcocorridos.

“Encontré cómo se le cosifica a la mujer, algo que a la fecha ocurre. Cómo se le trata: como mujer compañía, mujer trofeo; cómo se le describe: aparentemente pasiva, pero también muy activa; sin embargo, discriminada, aislada, y al mismo tiempo considerada como la parte que le es útil al personaje, como algo desechable en muchos casos”.

Una pregunta que la investigadora encuentra con frecuencia es la de ¿para qué estudiar los narcocorridos o el narcotráfico?, a lo que ella responde que no se trata de dar una solución al problema, sino de ayudar a entender que se trata de realidades que existen en nuestra sociedad.

“Yo no resolveré el problema de los narcocorridos y si se escuchan o no, pero intento explicar lo que ahí se dice y las realidades por las que emergen este tipo de fenómenos”.

Añadió que de alguna manera se siente responsable porque a través de lo que interpreta busca el entendimiento de que el problema no está solamente en los narcocorridos.

“El punto está en la existencia de un problema mucho más fuerte, que es el narcotráfico, y contra eso, desde mi trinchera, no lo enfrentaré, pero sí quiero explicar las implicaciones que este tiene”, aseveró.

Importantes logros

Anajilda Mondaca Cota es líder del cuerpo académico Sociedad y Cultura de la Uadeo. El grupo comenzó de manera incipiente en 2002 y con mucho desconocimiento en la investigación, lo que implicó su capacitación y la de los integrantes del equipo, a fin de alcanzar el estatus que perseguían.

“Estudiamos un doctorado y posdoctorados; trabajamos en proyectos de investigación con cuerpos académicos de otras instituciones, publicamos diversos libros y participamos en múltiples conferencias; poco a poco se fue generando esta sinergia con otros investigadores y los propios integrantes de este cuerpo académico”.

Ahora, dijo, el equipo cumple con todos los requisitos: producción académica, profesores de tiempo completo y trayectorias como investigadores de amplio alcance. También lograron trabajo con otros cuerpos académicos. De manera que el equipo que nació con tres investigadores, cuenta con siete integrantes de importante trayectoria en el área.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here